Cállese y escuche

Primero: Si quiere ayudar, cállese y escuche. 

Esto es lo que cuenta Ernesto Sirolli en su charla TED del año 2012:  

Nuestro primer proyecto […] fue una iniciativa en donde unos italianos decidimos enseñar a la gente de Zambia a cultivar alimentos. Por lo tanto, llegamos con semillas y enseñamos a los locales a cultivar tomates y calabazas. Por supuesto, las personas no estaban en absoluto interesadas… hasta les pagábamos para que vinieran y, sin embargo, algunas veces ni siquiera aparecían.  

Nosotros estábamos asombrados de que los locales, en tan fértil valle a la orilla del río, no hubiesen tenido agricultura. Sin embargo, en vez de preguntarles cómo era posible que no cultivasen nada, simplemente dijimos: “Gracias a Dios que estamos aquí”.  

Y por supuesto, todo en África se cultivó hermosamente. Conseguimos unos tomates magníficos. No lo podíamos creer. Nuestro mensaje fue: “Miren qué fácil es la agricultura”.  

Pero entonces, cuando los tomates estaban bonitos, maduros y rojos, de la noche a la mañana, unos 200 hipopótamos aparecieron desde el río y se comieron todo. 

Nosotros nos pusimos a gritar: – Dios mío, ¡los hipopótamos!  
Y los zambianos dijeron: – Sí, por eso no tenemos agricultura aquí.  
Entonces pregunté: – ¿Por qué no lo dijeron?  
Y me respondieron: – Usted nunca preguntó.  

Más allá del mensaje respecto a la importancia de preguntar antes de ayudar (ya que algunos asumen la ignorancia de aquel al que quieren ayudar), la charla incluye otro mensaje, tan importante como el primero, y es el siguiente:  

Segundo: Si las personas no desean ser ayudadas, no insista.  

El respeto por el otro debe ser el primer principio de la ayuda.  

Algunas personas no respetan el derecho de cada persona a elegir en libertad. Creen tener el diagnóstico correcto y la respuesta correcta, siempre. Como ocurrió en el caso indicado antes, acerca de la enseñanza de la agricultura en Zambia.   

Respetar y preguntar. Es bastante simple de decir, no tan simple de aplicar.  

Al respetar al otro y al preguntar, practicamos la humildad. Si entendemos y aceptamos que todos estamos en condiciones de enseñar y también de aprender, podemos llegar a un nivel más elevado de comprensión y, de esa manera, ayudar mejor a quien acepte nuestra ayuda.  

Sirolli, Ernesto. Want to help someone? Shup up and listen! TEDxEQChCh. Septiembre 2012. https://bit.ly/2z1ElTf 

Deja un comentario