DIALOGOS CON DISEÑADORES 

“Diálogos con diseñadores. Reflexiones sobre el deterioro profesional en el diseño gráfico, las soluciones habituales desde el diseño para enfrentarlo y otras propuestas desde la administración.”

Por Fernando Del Vecchio, Ph.D

Descarga directamente desde aquí.

Conversaciones con diseñadores gráficos, sobre el negocio del diseño gráfico, para diseñadores gráficos.

Con prólogo de Lorenzo Shakespear, y en formato de diálogo entre dos profesionales del diseño gráfico y Fernando, el libro se presenta en tres partes:

En la primera parte, dialogamos acerca de la creencia en el diseño como una profesión aparentemente deteriorada, devaluada y desvalorizada. En la segunda parte, conversamos sobre las respuestas tradicionales -desde el diseño- a los problemas descriptos en la primera parte. Finalmente, en la tercera parte, presentamos una serie de preguntas que pueden ser utilizadas para innovar la actividad que desarrolla un diseñador gráfico emprendedor, desde la perspectiva de un administrador de empresas.

Con el formato elegido, Fernando intenta convertir un tema de dificultoso abordaje para los diseñadores en uno más amigable.

“Hace algunos años, el diseño gráfico como sector comenzó a sufrir una serie de dificultades, de las que aún parece no encontrar salida. Esto mismo está sucediendo en el diseño industrial, y comenzando a pasar en el diseño de indumentaria. Mi intención con este libro no es traer una respuesta definitiva, ni siquiera plantear estas ideas como completas, sino generar un aporte a la reflexión que está ocurriendo en el diseño en particular y en la industria creativa en general.” Fernando Del Vecchio

Algunos testimonios:

La formación de los diseñadores gráficos ya no puede limitarse a los conceptos, los métodos y los recursos del oficio. El diseñador es interlocutor de diversos públicos que constituyen sus clientes, y debe saber comunicarse con ellos. Hablar su mismo lenguaje y adoptar una actitud empresarial inscrita en el espíritu del negocio, al mismo tiempo que debe saberse vender profesionalmente. Quien solo sepa diseñar, por mucho que domine la profesión, es solo un profesional a medias. He aquí la importante aportación de Fernando Del Vecchio.
Joan Costa, Joan Costa Institute
Otros colegas han glosado la utilidad del trabajo de Fernando por lo que aporta a los diseñadores en la mejora de su capacidad de gestión de sus propios negocios y en la mejora de su habilidad comercial; además de esto, a mí me gusta destacar el hecho de que los conocimientos de gestión ayudan al diseñador a hacer mejor su trabajo de diseñador. Me explico: siempre decimos que el diseño se basa en la capacidad de empatizar con el usuario; sin embargo, muchos diseñadores se centran tanto en el usuario final de su trabajo, que olvidan que el primer usuario de sus servicios es el cliente que los encarga. Por ello, surgen problemas de comunicación, ineficiencias en el proyecto e insatisfacción por parte de los clientes. La labor de Fernando en cuanto a procurar que los diseñadores entiendan más de gestión, les ayuda a “ponerse en los zapatos de sus clientes”, comprender mejor sus problemas y, por ende, ofrecer un mejor servicio.
Xènia Viladàs, Xènia Viladàs Design Management Consultants
Dejavú. La conversación ficticia de Fernando (el Del Vecchio real) con Soledad y Pablo (los diseñadores imaginarios de la historia), es una descripción precisa del tipo de diálogos que he sostenido y atestiguado con creativos de todo tipo por más de doce años. Fernando identifica y desactiva con precisión los mitos que impiden a los diseñadores tomarse en serio y hacerse reconocer por la sociedad. ´Diálogos con diseñadores´ es un trabajo que contribuye positivamente al desarrollo de la Economía Naranja Latinoamericana.
Felipe Buitrago Restrepo, Banco Interamericano de Desarrollo
Vivimos una época en la que el diseño tiende a derramarse como disciplina creativa sobre una enorme variedad de sectores. La posibilidad de agregar valor, de ser un instrumento clave en la mejora de la competitividad, no es una responsabilidad para tomarse a la ligera. Sin embargo, resta mucho camino por recorrer para consolidar el rol del diseño como elemento estratégico en la gestión. El trabajo de Fernando Del Vecchio opera justamente en estos cruces, aportando una mirada valiosa hacia el interior del diseño y ofreciendo una reflexión atenta sobre su desarrollo.
Enrique Avogadro, Centro Metropolitano de Diseño
Tuve la oportunidad de conocer a Fernando en Medellín, Colombia, y allí he podido comprobar su gran preocupación por un aspecto de nuestra carrera que no muchos se atreven a abordar: la gestión del diseño. Su interés lo ha llevado a recorrer distintos países y a extraer de ellos sus diversas problemáticas, conduciéndolo a construir una visión práctica y esclarecedora sobre ellas. Creo, sin lugar a dudas, que su saber contribuirá a generar en los nuevos, y no tan nuevos diseñadores, acciones mucho más precisas, eficaces y, por sobre todo, profesionales.
Adrián Pierini, Pierini Partners
La mayoría de los diseñadores inicia su carrera con la idea de llegar a tener su propio estudio. Sin embargo, al momento de comenzar, ninguno cuenta con las habilidades y conocimientos necesarios para llevar adelante un emprendimiento. Por suerte hay un experto que se ocupa del tema como nadie y nos comparte toda su experiencia: Fernando Del Vecchio se involucra con los profesionales del diseño, dialoga con nosotros, analiza nuestros problemas de gestión y propone soluciones en términos que todos podemos comprender, para luego aplicar a nuestra práctica. Fernando nos solo nos ayuda a tener éxito en nuestro proyecto, sino que además nos obliga a ser más profesionales.
Luciano Cassisi, Foroalfa
Fernando vino a hablar de temas tabú para el mundo del diseño. Parece que si un diseñador habla de mercado, porcentual de rentabilidad, plan de retención de clientes, etc., es un hereje y un comerciante alejado del mundo creativo y cool de los diseñadores. Por eso necesitamos una persona que viene de la administración de empresas, para ayudarnos a aclarar estos temas que tanto nos cuestan a los diseñadores. Lo interesante es que Fernando lo hace ameno, cool, divertido y súper pregnante, casi como si fuera diseñador. Yo celebro estas discusiones, de negocio, gestión, clientes, etc., para que todos aprendamos más la forma de hacer rentables nuestros negocios, sin perder más tiempo en criticar a otros por lo que hacen, por lo que dejan de hacer, o por cuestiones como si la patita de la “a” está bien o no. ¡Bienvenido su ingreso a este mundo, por el bien y la salud de las empresas de diseño!
Diego Giaccone, SURe Brandesign
Conozco a Fernando desde el inicio de su cruzada por mostrarnos a los diseñadores y creativos una nueva forma de abordar nuestros emprendimientos. Fernando es un “connector” (término acuñado por Malcolm Gladwell), ya que ha sabido encontrar y relacionar temas que nosotros en nuestro campo profesional hemos ignorado, como por ejemplo la posibilidad de relacionarnos con la profesión desde una óptica menos sectaria y más holística, con el objetivo de ser productivos colaborando con clientes, proveedores y colegas sin juzgarlos desde una visión únicamente de diseñador.
Esteban Salgado, Grafitat